¿Quienes somos?

Somos una asociación sin ánimo de lucro. Fundada en Burgos en el año 2004, proporcionamos información y apoyo a las madres que quieren amamantar.

lunes, 18 de enero de 2016

EXPOSICIÓN FOTOGRÁFICA EN EL HUBU







La Asociación Madres de la Leche de Burgos expone en el Hospital Universitario de Burgos una sucesión de escenas cotidianas que reivindican la crianza con apego. Aquí dejamos el enlace de un artículo sobre la exposición publicado en el diario de Burgos:



http://www.elcorreodeburgos.com/noticias/burgos/reflejo-lactancia-dia-dia_114414.html

miércoles, 16 de septiembre de 2015

IV Jornadas "Ampliando Conocimientos en Lactancia Materna"

Fecha: 25 y 26 de Septiembre de 2015
Lugar: CREER, Centro de Referencia Estatal de Atención a Personas con Enfermedades Raras y sus Familias
C/ Bernardino Obregón, 24. Burgos

Semana Mundial de la Lactancia Materna 2015

Del 23 de septiembre al 4 de octubre de 2015
Entrada libre a todas las actividades


martes, 30 de junio de 2015

Obstrucción mamaria

Uno de los problemas más recurrentes y dolorosos en mamás que dan el pecho son las obstrucciones mamarias. Por eso desde madres de la leche de Burgos hemos pensado hacer un resumen lo más pormenorizado posible de pasos a seguir en estos casos para que sirvan como guía a las madres.

Una obstrucción se manifiesta por un bulto doloroso, inflamado y firme en el pecho. La piel puede estar roja. A diferencia de la mastitis, la obstrucción no suele ir asociada a fiebre, aunque a veces sí. Normalmente la mastitis es más dolorosa, pero de hecho no es nada fácil diferenciar una mastitis benigna de una obstrucción severa. A veces una obstrucción degenera en mastitis.Y aunque normalmente las mastitis se tratan con antibióticos, en ocasiones se resuelven también sin ellos. Así que como veis, el asunto no es nada sencillo.

En el caso de la obstrucción de los conductos mamarios, el problema desaparece casi siempre en 24-48 horas. A veces los bebés pueden ponerse nerviosos al mamar porque la salida de la leche se puede ralentizar. Para acelerar la curación podemos tomar una serie de medidas:

-Continuar con la lactancia del lado afectado para mejorar el drenaje del pecho. Para ello debemos intentar que el agarre del peque sea el mejor posible. Si no estamos seguras preguntar a una asesora de lactancia y dirigirnos al grupo de lactancia de nuestra ciudad.

-Efectuar una presión sobre el pecho para facilitar la salida de la leche: colocar la mano alrededor de la zona donde se tiene la obstrucción y presionar mientras el bebé mama.

-Colocar el bebé de manera que su mentón apunte a la zona afectada. Si la zona se encuentra en la zona de la axila, la posición "en balón de rugby" es la más adecuada.

-También ayuda como postura acostar al bebé y darle de mamar con el pecho colgando. La gravedad ayuda a desbloquear.

-Otra cosa que en ocasiones funciona es sacar el pecho de golpe mientras el niño mama rompiendo de forma brusca el vacío.

-Intentar descansar lo máximo posible el tiempo que dura el bloqueo.

-Muchas mamás cuentan que las obstrucciones les ocurren tras períodos de estrés o cansancio intenso, así que intentar evitarlo en la medida de lo posible, lo cuál sabemos que no es tarea fácil.

-Como hemos dicho antes, el problema se suele solucionar en 48 horas. Si no es así, se recomienda un tratamiento por ultrasonidos. Podemos dirigirnos a un fisioterapeuta, o una clínica de rehabilitación. La mayoría de profesionales que utilizan ultrasonidos no conocen esta aplicación, pero serán ellos, que tienen la experiencia con estos aparatos los que consigan mejores resultados. La dosis de ultrasonidos es de 2watts/cm2 en continuo, durante 5 minutos por la zona afectada, una vez al día y un máximo de 2 días. Si no da resultado es inútil continuar. En general, cuando los ultrasonidos son eficaces una sola sesión es suficiente. Yo recomiendo además llevar al niño y ponerle a mamar justo después de realizarla. Este tratamiento parece que previene las obstrucciones recurrentes, cuando se producen siempre en la misma zona.
Algunas mamás cuentan que han utilizado un cepillo de dientes eléctrico para hacerse un "masaje de ultrasonido casero" y aparentemente con buenos resultados.

-Parece también que la lecitina de soja disminuye la recurrencia de los bloqueos a algunas madres. Su acción podría ser porque disminuye la viscosidad de la leche al aumentar la cantidad de ácidos grasos poliinsaturados. La posología es de 1200 mg 4 veces al día.

-La toma de probióticos también puede ayudar a algunas madres. Para preguntar por uno adecuado también hay que dirigirse a una asesora de lactancia.

-Para calmar el dolor, viene bien colocarse una hoja de col sobre el pecho, que tiene propiedades antiinflamatorias. Hay que romper los nervios pasando un rodillo o una botella sobre la hoja.

-La aplicación de lonchas de patatas también ayuda a disminuir el dolor, la inflamación y el rubor de la obstrucción. Para ello hay que seguir unos pasos:
1.-cortar en láminas finas entre 6 y 8 patatas crudas y lavadas, en sentido longitudinal
2.-meterlas en un gran bol de agua a temperatura ambiente y dejarlas empapar entre 15 y 20 minutos
3.-sacarlas y aplicarlas sobre el pecho
4.-repetir la operación 3 veces en 1 hora
5.-hacer una pausa de 20 o 30 minutos y recomenzar.

Esperamos que este resumen sea útil para todas aquellas madres que estén pasando por este mal trago.

Para saber más del tema aquí os dejo algún enlace interesante:

http://albalactanciamaterna.org/lactancia/tema-2-como-superar-dificultades/obstruccion-mastitis-y-abceso/

http://www.breastfeedinginc.ca/content.php?pagename=doc-BD-M-fr

http://www.lllfrance.org/Feuillets-du-Dr-Jack-Newman/Canaux-lactiferes-bloques-et-mastites.html